Shabby Chic

 

En este número abordamos el último de los 8 estilos que les habíamos prometido desarrollar, este es el estilo SHABBY CHIC, uno de los estilos también muy utilizados teniendo su público principalmente femenino, aunque la verdad..! la admiración y aceptación de un estilo que contenga colores y formas delicadas no tiene sexo y cada día sigue incorporando más seguidores al ser un estilo que rescata el encanto de lo usado en muebles y complementos que acusan el paso del tiempo para lograr interiores acogedores y personalizados.

El estilo SHABBY CHIC tiene sus fuentes en las casas de campo inglesas nutridas de mobiliario clásico usados, desgastados y adquiridos o cambiados en mercadillos exclusivos de compra y venta de muebles de época, los  cuales se pintaban de blanco en la inmensa mayoría para volverlos a estrenar. Un estilo donde la forja, la madera los detalles arquitectónicos y motivos florares tienen su máximo exponente.

SHABBY significa desgastado o deslucido, pero al incorporar la palabra CHIC, que según la Real Academia de la Lengua define esta palabra como distinguida, elegante o a la moda… Neutraliza la definición hecha anteriormente y la convierte en algo siempre actual y de buen gusto.

Esperando una vez más haber aclarado el origen de este estilo continuamos.

 

Mobiliario

El mobiliario en este estilo como ya hemos dicho antes se fundamenta en muebles de época con cierto aire rústico por las formas que representan, pero que al pintarlos y patinarlos, adquieren un acabado más luminoso y romántico, existiendo una gran variedad según la influencia de la zona, pero eso sí… siempre en blancos rotos o colores pastel y dejando ver ligeramente en ángulos y esquinas su estado anterior.

Textiles

Los textiles son una parte fundamental en este estilo donde se utilizan cortinas de tules y organzas junto a tapizados, con abundancia de cojines y estampados en flores, rayas y cualquier forma nada dura, pero siempre en colores blancos rotos, rosas carne, azules cálidos en colores pastel para conseguir la finalidad que se pretende es ese ambiente cálido y romántico. Os imagináis una habitación infantil o juvenil decorada con este estilo… el resultado es un espacio sumamente delicado o principesco.

Pintura

La pintura tiene su parte importante en el estilo SHABBY CHIC, no olvidemos que todo es pintado. Los techos y paredes se complementan con el resto de elementos donde en muchos casos se copian los colores del textil para dejarlo todo lo más suave posible unido a algún motivo pictórico. También se complementan muy bien los papeles pintados pero con colores y motivos muy suaves, para no quitarle protagonismo al textil.

Iluminación

Las lámparas se aconsejan siempre con pantallas de tela incluso con pequeños estampados y formas clásicas. El pie de lámpara tanto si es de madera o hierro, siempre pintado en blanco o colores pastel para quitarle dureza al material y a ser posible patinados.

Complementos

Dentro de los complementos se admiten cojines con encajes, lámparas pintadas, incluso con caireles, cajitas diversas, flores en estampados, incluso en ramilletes y enmarcados a modo de cuadro en la pared. En resumidas cuentas, es un estilo para que el acabado del espacio nos transmita delicadeza, romanticismo y luminosidad al mismo tiempo que es un estilo para actualizar ciertos espacios en nuestros hogares con un mínimo desembolso al emplear elementos ya usados y amortizados y que nos viene muy bien para los tiempos actuales.

Lacafels Deccor

Anuncios

Mira que eres Kitsch!

Se sabe que la palabra Kitsch se origina enlos mercados de Múnich entre los años 1860 y 1870.  Era en ese entonces, el término empleado por los pintores, artesanos y comerciantes, para definir material artístico, objetos o elementos artesanos baratos, fabricados con materiales de más baja calidad, para comercializarlos más fácilmente.

El estilo Kitsch, a pesar de una tener una utilización minoritaria, debemos respetarlo.  Cada persona debe rodearse del ambiente que anímicamente más le reconforte.

Se trata de un modo de ver la decoración bastante anárquico que destaca por la  utilización de objetos y elementos anti-estéticos y llamativos. Además, el estilo propone a una profusión de formas y colores, a veces, dispares y lo combinar con objetos que tienen diferente procedencia.

Este estilo dentro del contexto al que pertenece, es utilizado incluso en la forma de vestir por una serie de gente por inconformismo, rebeldía… o simplemente porque les atrae los fuertes contrastes.

Mobiliario

Los muebles utilizados en este estilo son muebles en su inmensa mayoría recuperados o copiados de estilos varios principalmente, pero pintados, decapados o patinados. Recordemos que este no es un estilo con alta definición, por lo tanto se admite casi todo.

 

Pintura y colores

En las paredes principalmente predominan los colores rosa chicle, azul cielo, verde manzana y rojo. También se combina con papeles en las mismas tonalidades, pero con temas florales simples.

Texturas

Las texturas utilizadas son también muy variadas, al admitirse casi todo en este estilo, podemos encontrar cristal, papel, pieles sintéticas con acabados llamativos, pero sin ninguna funcionalidad.

Tejidos

Los tejidos más que caros son llamativos, pero también encontramos cortinas con caireles o almohadones de pelo (piel), etc. En definitiva, cualquier objeto, mueble o estampado que tenga colorido y originalidad. Por ejemplo, el mercado asiático practica mucho el Kitsch, al realizar o copiar piezas o objetos con baja calidad en sus materiales, unido a poca definición en sus acabados, pero eso sí, con mucho colorido.

Lacafels Deccor

La naturaleza de lo rústico

 

Si bien hay muchas variedades del Estilo Rústico dependiendo del país, región o zona, todos se rigen de los mismos principios, es decir, es un estilo impuesto por necesidad en sus orígenes y que destaca por la manipulación y el uso de materiales nobles y naturales. Nació en el ambiente rural con la filosofía de tener lo mínimo imprescindible para la vida cotidiana. En cambio hoy en día, el ambiente que se crea con el Estilo Rústico se ha convertido en un punto de escape para muchos de nosotros, contrarrestando así la vida de ciudad, la dinámica del trabajo, unido a las presiones de la vida moderna y que nos ha llevado a la búsqueda de lugares naturales y placenteros,  donde el entorno nos ayuda a entablar ese diálogo con la naturaleza y que nos adapta plenamente a estos requerimientos.

En síntesis podríamos decir que el más puro Estilo Rústico nos remite a nuestros principios o necesidades con la utilización de materiales muy nobles y de calidad como piedra y madera unido a tejidos algo duros en una combinación perfecta con elementos nuevos y modernos.

Materiales

Los materiales por excelencia son la piedra, la madera, la forja y los textiles poco tratados combinándolos adecuadamente y en perfecto equilibrio. Los suelos serán de madera a modo de tarima rústica, baldosas de terracota o pizarra, según la zona.

Muebles

En este estilo, los muebles son de madera maciza, a ser posible de la zona que sería el lenguaje correcto y con cierta pátina de envejecimiento para darle solera. Queda perfectamente integrada la línea cerealera, que deja ver semillas y grano a través del vidrio en mesas auxiliares y elementos de decoración. Las puertas de paso nunca lisas, pero si con divisiones a modo de cuarterones o grabados, unido a techos con vigas. Los cabezales de cama de madera, forja o tela dura.

Colores

Por la naturaleza del Estilo Rústico hay que utilizar colores neutros como tierras, beige tostado, mostazas, etc. Con estos colores le quitamos fuerza a la madera, pero potenciamos el conjunto por contraste. Nunca se deben utilizar colores ácidos como amarillo-limón, etc.

Iluminación

La iluminación debe estar repartida y discreta salvo en las zonas de primera necesidad. Aquí una vez más, la iluminación tiene una máxima importancia sobre todo en las paredes de piedra, donde es muy importante resaltar el relieve de la superficie. Las lámparas de techo o de pie, de forja o madera, pero nunca de metales pulidos ni pantallas de tejidos sedosos.

Para terminar,  diremos que a pesar de su “sencillez”, este estilo como otros tiene una inmensa variedad de influencias aceptándose cada vez más pulido con riqueza de mobiliario y elementos de decoración para convertirse en el ambiente natural y de relajación al estar en contacto con la naturaleza.

Lacafels Deccor

LOFT

El estilo LOFT surgió en los años 50 aproximadamente, en las zonas industriales de Chicago y que dada su aceptación pronto se instaló en Nueva York en la década de los 60, principalmente en los barrios de Tribeca y Soho, extendiéndose rápidamente a los barrios del oeste, después “desembarcó” en Londres, extendiéndose rápidamente a toda Europa. El  LOFT surgió como una iniciativa de estudiantes y artistas (pintores, escultores, fotógrafos etc.) motivados por el bajo coste de los alquileres (no olvidemos que estamos hablando de almacenes industriales con instalaciones obsoletas y en desuso, por lo tanto muy fáciles de alquilar por poco dinero) y donde estos espacios les brindaban la posibilidad de tener estudio y vivienda en un gran espacio y en muchos casos con una excelente luminosidad  natural.

En cambio hoy en día, el LOFT ha aumentado de categoría hasta tal punto… que es un  reto para interioristas y arquitectos, a fin de poder sacarle el máximo provecho a un espacio tan generoso, que nos puede dar tantas satisfacciones y que al mismo tiempo se ha convertido en un estilo de vida para una parte importante de la sociedad actual, al sentirse caracterizados con ese ambiente sobrio, generoso… pero desenfadado!

 

Decoración

En sus orígenes la decoración del LOFT era fría en apariencia, por la naturaleza industrial del espacio unido a elementos estructurales, colores, superficies duras, ladrillo, etc. Hoy en día y como todos los estilos evolucionan, tenemos LOFT más cálidos, con materiales y textiles más nobles al tratarse de un espacio que es un referente para una buena parte de la sociedad.

No obstante y esto es importante, el alma del LOFT auténtico sigue siendo el aprovechamiento de todos los elementos originales existentes como por ejemplo el hierro, tubos, ladrillo, madera, etc. Aunque siempre podremos personalizar ese ambiente que será nuestro, pero para ese tipo de actuaciones siempre es conveniente ir guiados de la mano de un buen profesional para que nos asegure un buen resultado que en definitiva será tranquilo y neutro donde el espacio vacío constituye el elemento más importante.

Materiales

Los materiales más comunes son el cemento, ladrillo, metal madera y goma, este último junto a la madera para definir un espacio a nivel de suelo, recordemos que la gracia del LOFT es la comunicación visual de todo el conjunto, menos la zona del baño y aseos. De obligado cumplimiento será conservar elementos estructurales originales como paredes, vigas, columnas, etc. para incorporarlas a la decoración. En muchos casos hay que restaurar, pero siempre el resultado es muy agradecido, lógicamente cuando este se haya realizado correctamente.

Mobiliario

Los muebles en los orígenes del estilo LOFT quedaban relegados a los de primera necesidad como cama, mesa-comedor, escritorio y mesitas auxiliares para apoyo de libros, objetos personales, etc. Hoy en día el LOFT se ha convertido en una meta para cierta parte de la sociedad y los encontramos con elementos verdaderamente nobles, en todos los sentidos y donde el desenfado de los diferentes estilos encaja. La cocina será ubicada en el punto más estratégico para la absorción de humos y olores. Las posibles divisiones las podremos hacer con una cortina, que puede ser textil o metálica pero nunca con opacidad total para seguir teniendo como ya he dicho antes comunicación visual con todo el espacio. Las paredes sólidas existentes, se aprovechan para colgar o personalizar con algún cuadro u objeto.

Colores

Los colores en estos espacios suelen ser fríos, azules, grises azulados, blancos puros etc. Pero también se pueden personalizar con equilibrio y coherencia con grises cálidos y tierras etc.

No olvidemos que los estilos están evolucionando constantemente!

Lacafels Deccor

La paz del estilo oriental

El Estilo Oriental está basado en el Budismo, y su filosofía coge las bases del ZEN (vida) como estilo de vida o disciplina espiritual y apunta entre lo material y lo intangible, tratando de buscar el conocimiento de sí mismo a través de la relación con el entorno y universo.En nuestra sociedad es una interpretación tanto exótica como personal de esta gran cultura milenaria con el propósito de adaptar la sabiduría y costumbres orientales al ritmo de vida occidental y como no… incluyendo la decoración.

Éste modo de decorar el mundo es el hermano del estilo ZEN. Solo se diferencian en que el ZEN es más minimalista y discreto, denotándose algún toque incluso más varonil, tanto en disposición como en formas.

El Estilo Oriental por consiguiente, adopta y representa en mobiliario objetos, jarrones, biombos, etc. Escenas que copian en todo momento estética y costumbres de la vida misma unida a representaciones florales dignas de admiración por su belleza y delicadeza.

Mobiliario

Este estilo se caracteriza por el empleo de las justas unidades de mobiliario, tanto en madera barnizada como de madera lacada representando a veces escenas de la vida cotidiana o con motivos florares (todos hemos vistos taquillones y biombos que son un verdadero poema por su interpretación escénica), pero siempre con alturas discretas y repartidas en el espacio sin agobios, para dejar las paredes muy despejadas. Esta disposición tiene su explicación dado que en este estilo la mesa de comedor, té, etc, está situada a ras de piso. Esta es una disposición que a nuestra sociedad le costaría adoptar, de ahí que como venimos comentando en los diferentes artículos, los estilos evolucionan y se reinterpretan según la influencia del país o zona.

Colores

Los colores que mejor entonan en el Estilo Oriental son los blancos “tocados”, los tierra o tostados, el lavanda y el rojo para dar esos toques de calidez, sin llegar a alterar el ambiente de equilibrio y relajación que es lo  que nos quiere transmitir y buscamos en este estilo.

Iluminación

Es muy discreta en el Estilo Oriental, pero al tener un fuerte contraste de texturas piedra, madera, papel, bambú etc., la podemos realizar incluso con lámparas de papel, velas, apliques, etc. Sin llegar a la exageración para seguir disfrutando del concepto del Ying y el Yang. Recordemos a Junichiro Tanizaki (1886-1965) como noble y fiel expositor de la filosofía oriental en

“El elogio de la sombra”.

Por último recordarles que este es un estilo donde primero tenemos que tener la mentalización y después la ejecución del espacio.

Lacafels Deccor

QUÉ ZEN!

Para entender el ZEN  aplicado a la decoración sería indispensable conocer las bases del ZEN como estilo de vida o disciplina espiritual basada en la vida y enseñanzas de Buda en el siglo VI antes de Cristo…incluso más atrás..! Recogiendo las tradiciones espirituales del hinduismo. Pero es  a mediados del siglo XIII cuando alcanza su expresión definitiva en Japón, influyendo profundamente en la mentalidad y costumbres de la cultura tradicional japonesa, desde entonces y  hasta nuestros días, se sigue enseñando y practicando en centros de enseñanza ZEN.

Digamos en síntesis, que la filosofía o base espiritual del Zen, se centra en la iluminación y búsqueda de la armonía y paz interior a través de acciones simples… y cotidianas.

Colores

Los colores que se tienen que emplear en techo y paredes en el estilo ZEN,  son principalmente el blanco siempre “roto” y personalizado (los blancos puros son fríos) y toda la gama de ocres terrosos, grises cálidos y beiges (nunca amarillentos). Las paredes están… pero en un segundo plano! El color debe estar dado por algún objeto decorativo a modo de pincelada en rojo o verde en algún elemento o detalle puntual.

Materiales.

Los materiales que utilizamos en el estilo ZEN son aquellos (dentro de lo posible) en estado natural… o poco industrializados como: madera natural, piedra, fibras naturales  etc.

Por ejemplo en baños y cocinas se prefiere la piedra antes que la cerámica. Los pisos en madera clara, por ejemplo en haya o roble decapé, antes que un nogal o wengué.

Muebles.

Los muebles dentro del estilo ZEN deben seguir una máxima simplicidad en sus líneas, serán mueble bajos y de líneas rectas que invitan el orden y a ser posible  que conserven el color y estado natural de la madera. Evitaremos siempre muebles con curvas o muy ornamentados que no combinan de forma natural con el sentido de simplicidad del ZEN. También es verdad que aunque defendemos que las maderas claras van unidas con el estilo ZEN, se puede utilizar una madera oscura puntual si todos los elementos decorativos son claros.

 

Iluminación.

La luz siempre instalada de forma que sea indirecta y sutil… Dentro de luminarias u objetos escondidos a modo de luz indirecta. También en un momento puntual, unas velas alineadas  en un lugar concreto nos invitarán al descanso mental o meditación, que en síntesis es lo que el estilo ZEN pretende. Todo esto sin exageraciones, no se trata de convertir nuestra casa en un monasterio, simplemente son detalles que van sumando en la interpretación del estilo. Por su gran importancia, la iluminación es un factor clave en la ambientación de espacios ZEN.

Objetos y elementos

La elección de elementos u objetos decorativos debe ser cuidada y austera. Entre los pocos adornos que permiten estos espacios, podemos destacar los objetos de madera, marfil (o marfilina),  fibras o cristal, este último más por la forma que podemos conseguir que por el material en sí, a ser posible, siempre en acabado mate. Los cuadros se elegirán cuidando tanto el marco como la lámina para que tengan combinación y coherencia con la decoración en general. Las imágenes o toques budistas combinarán muy bien con la decoración ZEN al transmitir descanso, serenidad y meditación.

Lacafels Deccor

¿ERES MINIMALISTA?

El estilo minimalista en decoración se caracteriza por la simplicidad de sus formas, líneas puras y limpias, espacios despejados y colores neutros creando un ambiente de equilibrio y armonía dentro de la mínima expresión pero siempre con la ordenación del espacio.

En síntesis la filosofía del minimalismo persigue construir cada espacio con el mínimo número de elementos posibles de forma que se elimine o evite todo aquello que  pueda resultar accesorio, priorizando siempre el espacio.

Colores

Una de las principales características del minimalismo es el uso de colores puros con superficies o fondos monocromáticos de tonos suaves predominando el blanco y los neutros. También se incorporan los tostados o el negro con sutiles toques de color para acentuar detalles y accesorios. El detalle del color tal vez un rojo, negro o pistacho quedaría relegado a la alfombra, almohadón, o un objeto puntual.

Muebles

Los muebles toman el concepto propio del minimalismo en simpleza y funcionalidad, menos es mas.

La austeridad en el diseño y en la cantidad de muebles es básico en la decoración minimalista.

Los muebles modernos y orientales van muy bien con este tipo de decoración.

Textiles

Las telas que se utilizan en la decoración minimalista deben evitar lo agresivo y lo barroco aportando frescura y serenidad. Se deben dejar fuera las telas estampadas y floreadas optando por la austeridad de los lisos en texturas como el lino o lonetas.

Las cortinas, almohadones y tapizados tendrán que obedecer a una unidad y un equilibrio.

Paredes

En las paredes hay que tratar de evitar todo adorno que esté de más o que no tenga una utilidad especifica. Algún cuadro destacado o de autor es un buen recurso dentro de unas paredes lisas de colores claros o revestidas de piedra como elemento de decoración.

Iluminación

La iluminación en el estilo minimalista queda relegada a las zonas de necesidad como mesa de comedor, lámpara de lectura etc.

Lacafels Deccor

La intemporalidad de lo clásico

Vamos a abordar uno de los estilos con más fuerza a lo largo de la historia, dónde el refinamiento y el lujo dan un aspecto suntuoso y elegante al espacio donde se desarrolla.

Demos unas pinceladas para hacer una síntesis de los orígenes del estilo Clásico, siendo los griegos con sus construcciones, ejemplo de simetría y sobriedad unido a una elegancia de equilibrios el referente para el movimiento Renacentista (Renacimiento) surgido en Italia, concretamente en Florencia, por el año 1470 el que ha servido de base y fuente de inspiración para alimentar y crear con su riqueza de formas y colores todos los estilos clásicos posteriores como Luis XV y XVI, Imperio, Reina Ana, Isabelino, etc. Podemos decir con conocimiento de causa que el Estilo Clásico en sus diferentes versiones es el estilo europeo más atemporal de todos los tiempos al seguirse implantando al mismo tiempo que conservando al ofrecernos ambientes elegantes, refinados y nada convencionales donde se fusionan muebles de muy alto nivel o combinados, unido a mármol, hierro o latón siempre trabajado y tejidos de calidad en cortinas y tapicerías para apostar siempre por la belleza, elegancia y sofisticación en determinados ambientes.

Al igual que una buena obra musical no tiene edad, el Estilo Clásico es un regalo para la vista y los sentidos, al ofrecernos una sinfonía de formas y colores. Eso sí… siempre y cuando se realice con un perfecto equilibrio de formas sin llegar a la sobrecarga de elementos.

Hoy en día, el clásico que se realiza (siempre y cuando no haya que restaurar) es mucho más “diluido” para adaptarlo y actualizarlo a nuestros días, no olvidemos que los estilos se reinventan constantemente y este no es una excepción al seguirse implando en infinidad de ambientes al tener un público fiel.

Materiales

En este estilo se admiten todo tipo de materiales nobles, como maderas, mármoles, latón, hierro muy trabajado, textiles de alta calidad, etc.

Techos y paredes

En mayor o menor medida se realizan moldurados en techos y paredes para resaltar diferentes elementos y siempre acompañado de una simetría lo más perfecta posible.

Colores

En el Estilo Clásico tenemos la ventaja de utilizar todos los colores como granates, verdes, marrones o cremosos si queremos un clásico muy luminoso etc. eso sí… muy elaborados para adaptarlos al resto de elementos como mobiliarios, cuadros, cortinas, alfombras, etc. para seguir apostando por el conjunto. En las zonas molduradas, las molduras quedan pintadas del mismo tono de la pared para resaltar solamente el volumen y no el color y hacer un clásico actualizado. También se admiten empapelados, etc.

 Mobiliario

En el mobiliario siempre trataremos que sea de madera noble como cerezo, nogal, roble, mukali, etc. cuando los muebles sean barnizados o teñidos y barnizados, si son lacados es mejor realizarlos con maderas compactadas como D.M. etc., dándole rienda suelta a la imaginación para su elaboración o recuperando piezas anteriores o de anticuarios que pueden ser fieles a un solo estilo o una combinación de todos ellos (eclepticismo).

Iluminación

La iluminación como siempre es esencial, tratando de iluminar las estancias de una forma suave pero admitiendo luz indirecta en cornisas y apliques independientemente de una o varias luminarias de cristal.

Por último recordarles que este es un estilo sofisticado y elegante, pero tranquilo y sensible donde todos los elementos que lo componen tienen que ejercer como una orquesta bien afinada.

Lacafels Deccor

Los hijos crecen, cambia su estilo

Se acerca el mes de las comuniones, una fecha en muchos casos deseada por padres e hijos, donde la ilusión y la emoción tienen el campo abonado.

A partir de este acto  trataremos de concienciar a nuestros hijos de ciertos compromisos morales y tratar de que sus decisiones sean cada vez más suyas; pero siempre acompañados de los padres.

Por nuestra parte, hagámosle regalos que vayan desarrollando su personalidad y su toma de decisiones.

Uno de los regalos que no olvidarán nunca será cambiarle el ambiente de su habitación de juvenil a pre-adolescente, concienciándolo de que tiene unas obligaciones pero también va adquiriendo protagonismo en la toma de decisiones. Le gustará saber que puede intervenir en la decoración de su espacio. Con nuestra ayuda LACAFELS DECCOR, podremos crear, conjuntamente, el espacio idóneo para este momento de cambio, que puede ir desde pequeños aspectos decorativos, al cambio total del espacio personalizándolo por completo.

Les damos unos consejos que pueden ser de utilidad y por poco gasto de dinero.

  • Cambiemos el color de las paredes de tonos muy dulzones o pastel.
  • Cambiemos los textiles si se conservan motivos excesivamente infantiles.
  • Coloquemos alguna imagen con motivos con los que se sientan caracterizados.
  • En la mayoría de los casos los muebles se pueden cambiar de color pintándolos o lacándolos y así será como volver a estrenarlos…

Son soluciones fáciles de llevar a cabo por poco dinero y los resultados son garantizados.

ANTES                                                                                    DESPUÉS

ANTES                                                                                DESPUÉS

Lacafels Deccor